miércoles, 12 de abril de 2017

DIARIO DE APRENDIZAJE. BLOQUE I

ALBERT ANKER, Escuela rural
En su oferta de cursos tutorizados en línea, el INTEF está impartiendo el curso “Dale la vuelta a la clase (flipped classroom)”. El curso pretende dar a conocer el modelo “flipped classroom” entre el profesorado analizando las ventajas y los inconvenientes de su puesta en práctica, y  mostrar las herramientas adecuadas para este cambio metodológico.

El tema me interesaba desde hace tiempo, pero no había podido hasta ahora realizar ningún curso que me guiara, de manera que es mi primera aproximación al modelo.

El curso está planteado en tres bloques principales, más uno de actividades iniciales y un bloque final de puesta en común de los proyectos finales.

Me he incorporado al curso muy tarde, y hasta ahora solo he accedido al bloque 1: Una aproximación al modelo Flipped Classroom. 

El bloque consiste en una aproximación teórica en la que se ofrecen materiales acerca de en qué consiste la clase invertida, cuáles son los beneficios para el aprendizaje y qué problemas puede plantear su puesta en funcionamiento, y en la realización de ejercicios prácticos que pretenden que reflexionemos sobre el tema. En este tablero voy recopilando mis ejercicios:



Hecho con Padlet
Tal como se plantea, el modelo lleva probándose desde hace un tiempo por profesores de distintos niveles educativos, y parece que con eficacia. El método consiste en sustituir las exposiciones teóricas de las clases tradicionales por vídeos que el profesor elabora y distribuye a los alumnos y que estos deberían estudiar en casa. De esta manera, cada alumno va asimilando los contenidos teóricos a su ritmo, y las sesiones de clase se dedican a profundizar en los aspectos prácticos bajo la supervisión del profesor.

Problemas que yo veo: 
El profesor no tiene tiempo material para producir materiales a ese ritmo, aunque siempre pueden aprovecharse materiales de otros compañeros, y evidentemente no es necesario hacer todo a la vez.
Hay un número importante de alumnos que no realizan en casa ninguna actividad; todo lo que se encargue para después del instituto es como si no se hiciera, y no creo que cambiar la tarea sea suficiente para motivarlos. Ahí me queda la duda de si es mejor que pierdan la teoría o la práctica.

Dado que es mi primer contacto con el flipped classroom, sigo a la expectativa recopilando materiales y observando los trabajos de mis compañeros del curso, de los que estoy aprendiendo mucho. Pero mi primer pensamiento es que quizá no sea algo tan novedoso. Quiero decir: ¿a qué se llama "enseñanza tradicional"? Hace ya tiempo que los profesores no dedicamos las clases a exposiciones teóricas, potenciamos el trabajo individual e introducimos las nuevas tecnologías como modo de interactuación con los estudiantes.

A ver si hemos estado flipeando y no nos hemos dado ni cuenta.






No hay comentarios:

Publicar un comentario